viernes, 15 de octubre de 2010

EL RESCATE DE LOS TREINTA Y TRES MINEROS CHILENOS


El rescate de los treinta y tres mineros chilenos es un fenómeno complejo que no admite interpretaciones simplistas ni monocromáticas. He escuchado diversas interpretaciones de la exitosa operación de rescate, sin embargo hay interpretaciones simplistas y hasta paranoicas que intentan reducir todo a una enorme conspiración de los medios de comunicación y los poderes económicos y políticos. Claro que mucho de eso hay. Un manejo morboso y abusivo por parte de los medios; un intento de ocultamiento de las condiciones de explotación e inseguridad en las minas; un aprovechamiento por parte de políticos mediocres y demagogos. Pero, ninguna de estas cosas, ni todas en conjunto, logran, ni de lejos, agotar la complejidad de lo vivido.
No se puede desconocer lo dramático que debe ser vivir sepultados bajo miles de toneladas de rocas y tierra, lo importante es que sean rescatados con vida los 33 mineros, tomando en cuenta que la atención mundial estuvo puesta en la mina San José, no deja de ser patético, el manejo mediático dirigido nada más ni nada menos que por el propio presidente Piñera, manejando la esperanza y el futuro, de quienes estuvieron atrapados con una tremenda ansiedad al sentir que su encierro estaba por terminar, pero lo que ellos no ¿sabían es cómo que se les estaba utilizando y se los seguirá utilizando? a ellos, a sus hijos y a sus familias, sin el menor disimulo.
La preparación mediática del día del rescate y el propio día se pareció a todo menos al acto humanitario que se esperaba sea, presidente y los medios creyeron que los mineros regresaban de vacaciones, y no que por más de dos meses estuvieron encerrados contra su propia voluntad, por la irresponsabilidad de los empresarios que a costa de mano de obra barata, transgrediendo todas las leyes que protegen a los trabajadores, ganan dinero a manos llenas, dineros manchado con la vida de los que han muerto en sus faenas, por un lado, y la irresponsabilidad de un estado neoliberal que poco ha hecho por fiscalizar las condiciones de seguridad en que se realizan los trabajos.
Seguramente, van a estar por mucho tiempo con toda la atención de los medios encima y bien por ellos, son verdaderos ejemplos de fortaleza, fortaleza que han obtenido gracias a siglos de explotación e injusticias, pero ¿alguien ha escuchado o leído los cambios que han realizado los que deben legislar sobre las condiciones laborales en las que se ganan el pan los trabajadores chilenos?, así como están sacando cuentas alegres sobre los puntos en que podría subir Piñera, en las encuestas una vez realizado el rescate, llevan la cuenta de cuantos mineros, trabajadores de nuestro país, han muerto durante este año en “accidentes” laborales?, los trabajadores que han muerto , ¿tenían seguros de vida?, vale la pena preguntarse ¿cuánto vale la vida de un trabajador para los empresarios si en un sistema, como la economía “social” de mercado los trabajadores son prescindibles y reemplazables en cualquier momento, según los intereses de los que tienen el poder económico, acaso algún trabajador se siente seguro en su trabajo sabiendo que en cualquier momento puede ser despedido. El problema evidenciado en estos días por los mineros chilenos es la dura realidad que viven todos los trabajadores en nuestros países.
Los 33 mineros bajo 700 metros en Copiapó es una tragedia que no sorprende: los obreros mineros en todo el mundo saben que, además minerales, en los yacimientos ronda la muerte… que en las profundidades del pique se vive al filo del peligro, pero también lo saben los que trabajan en la construcción, con los pesticidas, sobre todo las mujeres en edad fértil, muchos de sus hijos nacen con malformaciones, los choferes que “cumplen turnos” que ponen en riesgo su vida y la de los pasajeros.
El problema de los trabajadores chilenos es transversal y lo ocurrido con los mineros debe dejarnos algo, mejoras sustanciales en las condiciones laborales, eso es lo que debería estar mostrando la televisión chilena y de cada país, no el manejo antojadizo que hemos visto hasta el momento en que se pretende seguir haciendo llorar a la ciudadanía a la par que le hacen olvidar de los cotidianos problemas sociales…
En fin el rescate que, por lo demás es obligación de los empresarios y del gobierno, más no sacar provecho demagógico y politiquero para que su “excelencia” Piñera se luzca en su gira por Europa mostrando fotos, videos y el manoseado papelito, con él incluido…por supuesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La lectura enaltece la personalidad, sus comentarios aún más...
Conjugando esfuerzos construiremos la Patria Sobrerana y Solidaria...