jueves, 28 de agosto de 2008

YO SOY DE LOS QUE NO CLAUDICAN


El amor siempre vence, hija mía, el amor ha vencido.
Y entonces 15 rosas blancas se desprenderán del Sol…
Te ama eternamente.
Tu papá.

…No soy
De los que traicionan
Ni de los que se arrepienten
Ni de los que desvergonzadamente
Cambian de bando y de principios.

Yo solo soy un hombre con causa
Descubierta y abrazada un día
Y por ella vivo y lucho.

Y si me quedara solo
Sobre la faz de la tierra
Y si fuera el único ser viviente del universo
Confirmaría defendiendo con mi vida
Y hasta la última gota de sangre
El sueño de un mundo mejor
Para nuestros pueblos.

Viviría y moriría
Feliz, satisfecho
Después de todo
Yo soy de los que no claudican

Autor: Ramón Labañino Salazar; Héroe Cubano encarcelado por la CIA en USA; Fuente: Radio Metropolitana






“Las mujeres
Parece que incluso
No son personas
Sino unos seres
Totalmente especiales
Que viven a lado
 De las personas
Y que todavía
Nadie ha definido
Ni comprendido exactamente
Aunque desde el comienzo
De los siglos la gente
No hace más que
Pensar en ellas”
Iván Bunin


PriMcEsa (junio/2009)
Una divina noche mirando al cielo
Reencontré la estrella del amor
Junto a la emoción de sentirte
Y al placer onírico de abrazarte
Una divina noche mirando tu estrella
Memoricé  tu pelo tus ojos y tu carmín
Como un adolescente me sentí
Cuando inquieto tus labios rocé
Una divina noche con luces refulgentes
La luna confundió en mi corazón
Tu fragancia cual huella imborrable
Como Sembrando sonrisas e ilusiones




























No oirás
Jamás mis versos
Pero sabrás
Que los pienso para ti
Sabrás también
Que la distancia
Es la medida
Del amor
Que guardo por ti 

Los versos que soñé
Siendo todos pata ti
Se quedaron conmigo
Junto a la ilusión
De sonreírte
Las caricias que me diste
Son recuerdos
Que torturan
Sé que el viento
Llevará estos versos
Hasta tu corazón 


Querida
Tu nombre
Es el poema
Y la canción
Que entono
Cada instante 

Dije
Que tu nombre
Es mi poema
Aún inconcluso
Tu ojos
Tus labios
Tu corazón
Son los versos
Más hermosos
Aún no escritos
Déjame Princesa
Terminar el poema
Para decirlo
Cada día
En tu ausencia

Mírame
Sonríeme y
Contágiame
De tu alegría
Para
Aprender
A sonreír 

No me perdono aquel retraso
Al reducto del amor primero
Si el tiempo que esperaste te hicieron
Cambiarme ¡lo sabes tú!
Yo desde aquel día
Ya no pienso en ti
No se por qué te perdí
Y por qué tu primer hijo
Lleva mi nombre 

Amiga
 Querida amiga
Mi gran amiga
¿Sabes cuánto lo intenté?
Sin embargo te marchaste
Mirándome con reproche
Parecías satisfecha
Como olvidar los días y las noches
Me quedé con el dolor que agobia
Y con el corazón herido 

Cómo olvidar las canciones
Y las esperanzas incumplidas
Que seas feliz
 Como quiero a mi vida
Cómo olvidar tus ojos tristes
Y las lágrimas de aquel día
Perdona amiga mía
Yo también tengo que partir 

 

Tú eres mi diaria agonía
El inseparable sufrimiento
Nos separa el tiempo y la rabia
Pero vienes en las cartas
Que archivo en el alma
Es la distancia y de tarde
Sólo sueño estar contigo
Para consolar mi soledad
Tu carta me repite:”Te amo” 



Otra vez...
En este  mismo sitio
Con rabia nos miramos
Y con dolor nos alejamos
Fuimos malos sembradores
Nuestro amor no floreció. 

Pudo ser otra la distancia
Y que tus labios no besara
Pero fue la estrella de tu cielo
La que guió mi camino
De tus ojos ha nacido
Mi pasión y ternura
De tu sencilla belleza
Brota la dicha y la sonrisa
Pudo ser que en tu jardín
Sea yo el jardinero
Y las flores que corté
Guarden el perfume
De nuestro cariño. 

No es tan fácil
Ocultar la alegría y el dolor
Que se diluyen y vuelven juntos
Agoniza el día con tu recuerdo
Solitario deseo no llegue la noche
Por que no tendré tu amor
Ni tus besos en mis labios
No es tan fácil vivir sin ti
Mi alma guardará lo Maravilloso De nuestro amor. 

Al oír tu nombre
Siento la suavidad del viento
Penetrar mi corazón
Siento que tu ausencia
Me hace daño ¡te busco
Al oír tu nombre
Ilusiones borran la tristeza
Como el sol la oscuridad
 Los rayos mañaneros
Recuerdan tus cabellos
Al oír tu nombre
Siento tu presencia
Percibo tu perfume
Que lejano me embriaga
Al oír tu nombre
La distancia no existe
Te miro en todas las pupilas
Sólo en los labios más tiernos
Recuerdo los tuyos: Imposible. 

Solamente soñaba
Que ya no estabas
Que por ti suspiraba
Tras la cerca imposible
De tu sublime jardín
Donde un día corte una flor
Solamente soñaba
Mirarte suplicando tu mirada
Suspirando otra vez por ti
Imaginado tu sonrisa
Solamente soñaba
Con ternura me invitabas
A besar tus rojos labios
Y aunque solamente soñaba
Recordaba lo inolvidable. 

 

Tu rostro
Es mi luz
Tus labios
 Mi amanecer
Qué importa
Dónde estés
Si aquí tengo
 Tu corazón. 



Eres
Mi más hermoso
Sueño
Y en mi sueño
La canción
Que me da calma 

Recordar tu sonrisa
Es revivir el ayer
Cada mañana
Volverte a sentir
Sólo sé que no estás
Que en cada sonrisa
Te vuelvo a oír
No te puedo tocar
Aún resuena en mis oídos
El eco de tu sonrisa
Cual caricia delirante
Me recrea tu ausencia 

Aquel
Amanecer
Que tu rostro
Y tu cuerpo
Acaricié
Lo aprendí
De memoria
En mi corazón
Lo dibujé 

Mis ojos
Aún te miran
En el largo camino
Del eterno desengaño 

¡No!
No quiero
Descubrir el misterio
Que esconden
Tus ojos
Ni el misterio
De tu sutil sonrisa
Ni el misterio
 Del sabor de tus labios 

No creo en la soledad
Menos en tu soledad
Sin embargo
Te acompañaré soledad
Para hacernos compañía
Vagaremos los dos
Más allá de la tristeza
Hacia la esperanza
Saboreando las fresas
Amargas del recuerdo
Las fresas de tus labios

P a l o m a
Criatura preciosa
Desde tu distancia
Tu aleteo es primavera
Tu ausencia es otoño
Aún en invierno espero
Tu mirada y tu sonrisa
Tus labios de carmín
Son mi verano 


 
Ayer
Llovió
En mi rostro
No hubo tu verano
Ni el otoño
De tus suspiros
Tampoco la primavera
De tus frescos labios
Para secarme del invierno
Que provoca tu ausencia 

No pensar en ti es imposible
Eres la estrella
Que ilumina mi corazón
Tus ojos inquietos
Tus cabellos cual rayos de sol
Me enamoraron
Al mirarlos y tocarlos
Juego con la nostalgia
Sin dejar de pensar en ti
Quince de marzo
Comprenderás
Cuanto te amo 

Querida amiga mía
No eres mía
Temerosos los dos
Disfrutamos la amistad
Yo celoso del sol
Que besa tus cabellos
Y a tus ojos de golondrina
Los esquiva de los míos
Querida amiga mía
De quién eres 

La vida es triste sin ti
Los días y las noches
Son eternas sin ti
Otra vez sin ti
Sin saber de ti
Sin oír tu sonrisa
Ni sentir el sabor de tu carmín
Sin embargo parezco feliz
Pienso en ti: Soy feliz 

Tu
No me confundes
Ni son mis fracasos
Que pintan de tristeza
Mi rostro y mi corazón
Es ella...
Tu
Me alegras 

Noche tras noche
La miel de tus labios
Endulza los míos
Esa fresca miel
Que cierta vez probé
Noche tras noche
Mi vida se marchita
Al saber que tu amor
No me pertenece
Noche tras noche
Más enamorado
Mi corazón se pregunta
¿Por qué no estás aquí? 


Hoy
Me he preguntado
Por qué te fuiste
Justo ahora
...
¡Acaso llegaste!
...
“Se ha terminado el ayer
Quiero llorar
Por qué tu ya no estás
Talvez mi corazón fue
Solo un tonto no más” 

Querida amiga mía
Tu entusiasmo es un destello
Sonríes
Iluminas
Y te marchas
La frescura de tu encanto
De mi palpitante corazón
Jamás se marchará 

Te sueño
Con la ansiada ilusión
De despertar
Verte
De entregarte las flores
Que he cortado para ti 

Sé que tus manos
Sienten
El invierno de mis nervios
Ahora que te marchas
No quiero despedirme
“Piensa que yo
Por ti estaré esperando
Hasta que tu decidas regresar” 

Mis sueños
Mis pensamientos
Están en ti
Siempre a tu lado
Pero el destino juega conmigo
No estás a mi lado
Nada es realidad
Sufro en rebullicio
Me estoy muriendo
Despiértame con tus suspiros 

Miro
Tus ojos claros
Centellean
Resplandecen
Tus labios
Rojos cual carmín
Me embriagan
Pienso
En lo fácil
Que te adueñas
De mí
Solitario corazón 

Querida amiga
Querida amiga mía
Tus lágrimas
Rocío manantial
Miel azucarada
Mis labios
Sintieron


Ignoras
Que mi vida vaga
Buscando tu cariño
Solamente el tuyo
Mis ojos quieren ver
Que el brillo de los tuyos
Iluminen mi incierto camino

Recuérdame
Siempre
Donde estés
Amor mío
Mi única compañera
En el tiempo y la distancia
Ha sido tu ausencia
Te amo 

Querida amiga
Querida amiga mía
“No pongas a prueba
Lo que siento por ti
Por que entre ella y tú
Es fácil elegir
Si persistes que elija
Siempre perderás
No olvides
Siempre te amaré” 

Pienso
En tu nombre
Los latidos
De mi corazón
Se aceleran
Sé por qué 

Sabes
Este amor
Nacido de adentro
Es tuyo
Nadie
Ni yo
Puedo prohibirlo
Es tuyo 

 

Siento
Un inmenso deseo
De cerrar los ojos
Quizá
Al abrirlos
Tu celestial rostro
Contagie
Tu alegría 


Cuando
No estás
La dulzura
De tus labios
Son mí más
Grato recuerdo 

Recuerda
En la tarjeta escribiste
Aunque el tiempo pase
Jamás podré olvidarte
Amor mío
...
Ahora me son
Hermoso recuerdo
Bellas palabras
Quiero olvidarlos
No puedo
Vivir sin tu amor 

Que murmuren
Que murmuren nomás
Ahora no importa
Ya no importa
La nostalgia
Es de los dos
Esta tarde
Nuestros devaneos
Se hacen noche 

Mis ojos
Lloran tu ausencia
Musito tu nombre
Me sabe dulce
Como los besos de ayer
Apurados
No prohibidos
Sabor a esperanza 

Tu
Otra vez
Tierna
Cariñosa
Comedia
Realidad
Audaz aroma
Mi corazón te añora
Justo ahora 

Nunca
He dejado de pensarte
Nunca
He dejado de decirte
Que eres toda alegría
Ternura
Cariño
Ojos inquietos
Mi vida has cambiado
Lo llenaste
De tu amor
Te extraño 

No estás
Como ayer
Te has marchado
Tu perfume
Como estela
Me acaricia 

Querida
No vi en tus ojos
No oí de tus labios
Que lo nuestro no existe
Que era una quimera
Que tus besos
Sólo a mí
Me quemaron 

Los días
Esos días
Noches fueron
Junto a ti
Felicidad
La despedida
Tus ojos contemplé
Ilusiones marchitas
Dolor mutuo
Cierro los ojos
Ternura
Frescura
En tus labios 

Pensando en ti
Mi corazón vibra
Tu voz escuchó
En el viento
En las brisas
Estoy mareado
Aún te escucho 

Perdón
Te pido
Por seguir
Recordándote
Prometimos
Olvidarlo 

Los ojos
No mienten
Miro gustoso
Que
Aún me quieres
Que seas feliz 

Hoy
Me parece
Escuchar tu eco
Disfrutar
La luz de tus ojos
Rozar tus mejillas
Extasiarme
En tus labios
Recorrer
La huella de tu aroma
Estar
En tu distancia 

Champaña
Salud
Adiós Princesa
Molestarte
Jamás
Felicidades 

Mirándote
Palpita
Mi pecho
Renazco
Por ti
Para ti
Morir
Con tigo

El parque
De ilusiones
Que juntos caminamos
Hasta ayer
Prisión
Infinita
Sin ti
Es
Hoy

Clavado
En tus recuerdos
El viento
Pronuncia tu nombre
Me levanto
Doy vueltas
Traspapeleo
Ignoro por que
No busco nada
Encuentro
Nostalgia
Promesas incumplidas
Quiero
Olvidarte
Imposible 

Una flor
Tu retrato
Mis ojos
Son primavera
Es marzo
Por qué hoy
Y no mañana
Quizá jamás 

Hoy
Es insoportable
Falta tu sonrisa
Fruta prohibida
Es la tarde
Sólo
Quedan ganas
De enredarse
En tus recuerdos
De conjugarse
En tu armonía 

Esperarte
Es pensar
En la utopía
De la muerte
La distancia
Es tuya
Sé feliz 

Sé por qué
El sol no amanece
Las estrellas no se esconden
El calor existe
Lo sé
Estás tú 

Quizá
Tus
Labios
No
Reclamen
Los
Míos
Distancia
Mutua 

No
Trates
De
Encontrarme
En él
Que
Aún me llevas
Donde
También te llevo yo 

Aún
Te sienten mis venas
Aún
Eres tortuosa fantasía
Aún
Te sigo esperando
Aún
Puedes marcharte
Márchate 

Querida
Querida amiga
“Si algún día
Encontraras
Cerrada la puerta
De mi corazón
Empújala
Tírala abajo
Entra” 

Si en la distancia
Mi ausencia
Visita tu “soledad”
Abre
Nuestros recuerdos
No me dejes partir
Al menos
Quédate
Con la ternura
Que un día
Les pusisteis 

Ahora
Mi vida es un canto
Como el que entona
El viento
Los gorriones
Cruzan el aire
Me alegro
De su libertad
Mi vida es así
Cuando me sonríes

Cuando estoy
Junto a ti
Quiero decir
Que te amo
Cómo empezar
Tu lo sabes
Prefiero
Callar
Me callo 

He soñado tanto
Jamás me has faltado
Me pareces un sueño
Vives en ellos
Eres irreal
Temo que alguien
Sueñe contigo
Que ya no te sueñe
Despiértame 

Muero sin ti
Te has marchado
Llanto y promesas
Ojos de gorrión asustado
Arrepentimiento
Desengaño
Me queda
Incomparablemente
Más
De lo que te llevas 

Bella
Encantadora
No puedo
Encontrarte
En otros brazos
No te buscaré 

A raudales
Inventamos ilusiones
Besos prometidos
Besos distantes
Para qué
Eres ajena
Como Jesús de ellos
Destrozado
Me consuela Marx
“A cada cual
Según sus necesidades” 

Eres
Distante
Misteriosa
No
Quiero
Mirar
Tus
Pupilas
Quiero
Mirar
Tu
Alma 

Tus ojos
Radiantes e inquietos
Me miraron
Tus labios
Seductores
Sensuales
Casi atrevidos
Imbuyeron mi alma
De extraña felicidad 

No tengo
Fuerzas ni voluntad
El puñal de tu ausencia
Me impide
Tu sutil sonrisa
Me es débil 

Tu ausencia
Me enseñó
A amarte
Justo el día
Que te marchaste
En el tren
De la ausencia 

Te has marchado
Acaso importa
Tu jovial dulzura
Está aquí
Te encuentro
En el río
En el cielo
En las flores
En el sol
En el viento
Que me refresca
A cada instante 

Amiga mía
Dulce
Fue encontrarte
Amargo
Despedirse
Triste
Para el alma
Separarse 

Tu ausencia
Tornado anunciado
 Inevitable
Fuerte
Ya pasó
Miento
Sigo golpeado 

Corazón
Ilusionado corazón
Torpe corazón
Amaste lo imposible
Que ganaste
Acaso
El beso del adiós
Una palabra afectuosa
Ganaste corazón
Su olvido 

 

Cual
Estúpido
Sonrío
Acompañado
Del
Desengaño
Alivio
Tortura 





Noche eterna
Silva el viento
Las estrellas se esconden
El llanto me ahoga
Tus ojos de suave mirar
Quiero mirarlos
Mis labios son lápices
Dibujan en tu pecho
La distancia infinita
Que amenaza separarnos
Sigo dibujando
Nadie piensa en el fin 

Te escucho
Te veo
Tu mirada no encuentro
Mi silencio te piensa
Indaga locamente
Me pierdo en la sonrisa
Ajena
Angelical
Ayer 

Dice el filósofo
“Que los mejores
Amigos
Se llevarán
La presea”
Eres mi amiga
Querida amiga 

Eres
Verano
Otoño deseado
Leve llama
Ausencia ardiente
Aliento a fresa 
 

Es inútil
Olvidarte
Estás allí
Donde quedaste
“La guerra se gana
Con la paz” 


Eres
Dulzura
Personificada
Acaso importa
Que ellos piensen
Que tu mirada
Es triste
Si tu corazón
Es “amor infinito
Quizá sea
Lo infinito del amor” 

No busques
Mi calor
En otra hoguera
Aún tu llama
Arde en mi pecho
Acariciando la distancia
Del desamor 

Que aquel beso
 De ensueño
Fue suficiente
Lo sabemos los dos
Ahora deja
Que mi silencio
Diga cuanto te amo
¡Siénteme! 

La luz
Incomparable del sol
Se detuvo
En tus ojos                                         
El carmín
De las rosas
Pintó
Tus labios 

Paloma
Sigo
Esperando
Que algún día
Vueles
A mi alma
Que no diera
Por tu paz 

Tu suave

Sonrisa
Es la fuerza
De mi alegría
Sonríeme
Princesa 

Olvide
Mi
Nombre
Cuando
Supe del tuyo
Blanca Paloma 

Aprendí

Estos versos
En la escuela
De tu sonrisa
Enséñame
De tus labios
La dulzura
De la paz

Lloro
La pena
 De tu ausencia
Creo que también
La lloras tú
Sólo queda
El recuerdo
Del mezquino
Tiempo 

Eres

La llama
Que consume
Mi alma
Sé la llama
Que se consume
Con mi amor 

Querida
Eres
El anhelo
Que
Cada día
Nace
En mi corazón 

No ahogues
Tus suspiros
Yo Devoraré
Tus  Lágrimas 

Eres
Mi propio olvido
Eres
La extravagancia
De mi angustia
Eres la esclavitud
De mis ojos

Navego
En tus recuerdos
Como palomo
En el aire
Íntimo
Con tus sombras
Ante tu retrato 

La primavera
De tu piel
El otoñal
De tu ternura
Hacen estación
En mis recuerdos 

Apenas
Ayer te mire
Hoy
Me escondes
Tus ojos de gorrión
Deja
Que los mire
En ellos revivo
Morir
Sin conocerte
Hubiese
Sido imperdonable 

Hoy
He vuelto
A nuestro
Secreto refugio
A pensarte
Quizá
A olvidarte 

Me miraba
En tus ojos
Antes de conocerte...
Te haz marchado...
Dónde volveré a mirarme...
Quizá
En tu retrato 

Tu
Ausencia
Parece ser
La consigna
Que
Despierta
Tus recuerdos

Aún
El
Terciopelo
De tu piel
Abriga
Mi pecho 

Tu Ajedrez
De ternura
Hace jaque
A mi tristeza 

Eres
Refugio
Del amor
Tuvo que ser así
Me refugié
En tu amor 

Hoy
Empecé
A desandar
Tu camino
Para
Reencontrarnos
En el primer beso 

¡Que está mal!
¡Que no puede ser!
¡Que es imposible!
¿Por qué?
Si nuestros
Corazones
Se fundieron
Si mis labios
Aún
Secan tus lágrimas 


 


Tú estás
En mi corazón
Sólo estás tú
Si no estás tú
En mi corazón
No hay nadie más
En mi corazón
Mi corazón
Espera por ti







Ha vuelto
Tu sonrisa
A consolar
La distancia
Ha vuelto
Tu sonrisa
A derramar
Tu alegría
Ha vuelto
Tu sonrisa
A desterrar
La tristeza

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La lectura enaltece la personalidad, sus comentarios aún más...
Conjugando esfuerzos construiremos la Patria Sobrerana y Solidaria...