miércoles, 23 de septiembre de 2009

CARTA ABIERTA A NUESTRAS COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS

"Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles." B.B

Estimada compañera y compañero:

Como tú, somos maestros y maestras que día a día forjamos el desarrollo de la Patria. Sobre nosotros está la gran responsabilidad de preparar a la niñez y juventud para la vida. Es decir, gracias a nuestra labor, El Ecuador se mantiene en pie. ¿Te parece poca cosa? Definitivamente no. Nuestra labor es la más importante para la sociedad. Por nuestras manos pasan todos: obreros y gobernantes, médicos, ingenieros, religiosos o científicos. Recuerda, nuestra tarea no consiste solamente enseñar a leer y escribir o a desarrollar ciertas destrezas, también enseñamos Dignidad, y ésta solo se enseña con el ejemplo. ¡Reflexionad, acerca de la importancia de esa labor que se nos exige cada día por años y años.

Ahora, reflexiona como nos tratan.

Con mucha responsabilidad construimos una propuesta de búsqueda de solución a la mayor parte de los problemas educativos generados por las imposiciones neoliberales. La entregamos al Gobierno del Presidente Correa cumpliendo todas las normas habidas y por haber. Llevamos más de dos años tratando de que nos oigan en la mesa de dialogo.

A cambio lo que recibimos cada día son las ofensas más crudas desde vertidas por el primer mandatario y el ministro de educación quienes se han dedicado a destruir nuestra autoestima y a tratar de menoscabar la imagen y el valor del magisterio y de nuestra gloriosa organización, la UNE. Ellos, descargan todo el peso de la crisis educativa sobre los maestros y maestras, donde hay problemas, éstos no se atienden porque quieren que sigan los problemas para difamarnos y menoscabar nuestras conquistas. Hoy no solamente quieren disminuir nuestro salario, sino que además pretenden congelar nuestro escalafón en una tercera categoría y atentan contra nuestra estabilidad..

Cuando eso ocurre, aunque no lo deseemos, es necesario pasar a etapas superiores de lucha. Esta medida de lucha es el paro nacional del magisterio al que llegamos obligados por la tozudez del Gobierno y especialmente por las ideas paranoicas del ministro Raúl Vallejo.

Compañeras y compañeros, toda lucha implica sacrificios. Hoy, en estos días, ha llegado el momento definitivo: o seguir soportando las humillaciones de aquellos que nos quieren ver de rodillas, o ponernos de pie y exigir con dignidad se respete la Constitución, se cumplan los derechos del pueblo y lo que como docentes nos merecemos. Se trata de la defensa de la educación pública y de nuestro país. Lo que logremos beneficiará a todo el pueblo.

Compañeras y compañeros, no permitamos que la historia nos pase por delante sin hacer el gesto más digno de todo ser humano: levantarse, ponerse de pie y poner en alto nuestra dignidad. Todos los seres humanos a quienes admiramos y sirven de guía a la humanidad se pusieron en su momento de pie y nos señalaron el camino. Desde Cristo a Teresa de Calcuta, desde Ghandi a Luther King, desde Bolívar y Martí hasta Montalvo y Alfaro.

Compañera y compañero, hoy que estamos en pie de lucha, no nos des la espalda. No te des la espalda a ti mismo. Únete a nosotros. Únete a la ruta de los que dejan su huella como guía para la humanidad.

Rafael Riofrío Tacuri / Presidente UNE-Loja

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La lectura enaltece la personalidad, sus comentarios aún más...
Conjugando esfuerzos construiremos la Patria Sobrerana y Solidaria...