lunes, 5 de noviembre de 2007

Carta al Magisterio Lojano


Compañeras y compañeros:

Soy Rafael Riofrío Tacuri, profesor fiscal de la Unidad Educativa San Francisco de Asís, de la ciudad de Loja, una ciudad de tradición libertaria. Desde mis primeros años me rebelaba ante las injusticias, la pobreza y el desamparo, por eso decidí participar activamente en su transformación. Mi permanente vinculación con los sectores populares y campesinos me brindaron la oportunidad de apropiarme de ricas experiencias locales e internacionales que articuladas con la docencia he podido potenciarlas en beneficio del magisterio y del pueblo.
Como una obligación para contribuir a mejorar la calidad de la educación, he compartido con mis compañeras y compañeros mi modesta experticia en el campo de la organización y la capacitación, poniendo a su disposición varios trabajos de investigación y propuestas sobre metodología, evaluación, administración escolar y varios folletos de orientación al trabajo de los y las docentes en el aula.
Hoy me presento ante ustedes en calidad de Candidato a la Presidencia de la UNE de Loja periodo 2007 – 2010, por Alianza Magisterial Lojana, movimiento gremialista identificado con un pensamiento y una actitud democrática, progresista, patriótica y con las justas reivindicaciones y demandas del Magisterio Lojano.
Mi gratitud sincera a los maestros y maestras que nos han dado su aliento solidario respaldando nuestra candidatura para las elecciones de noviembre próximo. Ustedes, tendrán la oportunidad de ver en la práctica cuánto valoro ese gesto; y verán en mí, a una persona que sabe honrar los compromisos que hace, retribuyendo con trabajo responsable y solidaridad su cariño, amistad y apoyo.
La UNE es un gremio grande, más que por su número, por su permanencia junto al pueblo, por la defensa de la educación, la educación que los niños y niñas, los y las jóvenes deben recibir cada vez en mayor cobertura y mejor calidad, como el principal recurso para eliminar la pobreza y conquistar el bienestar general, la democracia y la soberanía plena.
Estoy consciente de esta realidad, y nuestra determinación es corresponder a esas expectativas, teniendo siempre presente, nuestra condición de organización gremial, que expresa también unos intereses muy específicos que debemos defender, en especial las reivindicaciones del magisterio.
La dignificación de la labor docente, es una bandera permanente e indeclinable, no sólo porque estamos comprometidos con la conquista de mejores condiciones de vida y de trabajo para los y las docentes. Sino porque además, estamos plenamente convencidos que hacer atractiva la profesión docente es un imperativo para hacer corresponder en términos cualitativos los resultados de la educación a los niveles demandados por la sociedad, lo cual supone crear condiciones de trabajo adecuadas, garantizar salarios que aseguren una vida con dignidad a los y las docentes, acceso a servicios de salud con amplia cobertura y elevada calidad, adecuado acompañamiento a los docentes en los procesos educativos y el derecho a seguir viviendo con decoro después de su retiro.
Promoveremos el desarrollo de un sistema de formación profesional y gremial que contribuya a hacer de la clase magisterial una clase comprometida con la patria y el pueblo, mecanismos de amplia participación en la toma de decisiones relevantes para la solución de los problemas de la comunidad porque también vivimos en ella.
Ustedes, compañeras y compañeros me han conocido en el trabajo y saben que soy una persona de posiciones firmes y claras, pero no bullicioso. Saben que he pertenecido, pertenezco y perteneceré a una tendencia de izquierda, pero que por eso mismo he incluido la tolerancia a lo diferente como un valor importante en mi accionar. Respeto los espacios de los demás, sean cuales sean sus posiciones y actitudes hacia mi persona en particular.
Reconozco las diferencias que existen entre nosotros y no hay que esconderlas; pero mi voluntad es que nos unamos en la idea de que la UNE es un gremio, que debe defender los derechos e intereses de todos sus afiliados y afiliadas sin que importe la bandería política en que militen, y en ese interés, los invito a unir mente, manos y corazón con todos los que están dispuestos a que la UNE siga combativa y unida por los derechos de los maestros y maestras, por las exigencias de una educación laica y gratuita; y por las demandas del pueblo y la nación.
En la seguridad de contar con su apoyo, me comprometo a trabajar por la UNE junto a todos ustedes. Para ello, convoco a mis compañeras y compañeros a respaldar este proyecto.

Fraternalmente,

Rafael Riofrío Tacuri

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La lectura enaltece la personalidad, sus comentarios aún más...
Conjugando esfuerzos construiremos la Patria Sobrerana y Solidaria...